Fallo sobre el Efecto de Repactaciones de Deuda en el Boletín de Informes Comerciales

Afojas 4, Francisco Alejandro Bravo López, profesor de Historia y Geografía, y abogado, domiciliado en esta ciudad, calle Catedral 1.465 Of.21, interpone recurso de protección en contra de la Empresa de Servicios Alfaro Standen S.A. ASSA, cuyo representante legal ignora domiciliado en Santiago, calle José Victorino Lastarria Nº 26, Oficina
13-B, sosteniendo que como consecuencia de una conducta arbitraria e ilegal de la recurrida ha visto afectado el legitimo ejercicio de su derecho de propiedad.
Hace presente que entre 1984 y 1988 fue alumno de la Universidad de Tarapacá, cuya sede se encuentra en la ciudad de Arica. Obtuvo su título en 1989.
Agrega que en el curso de sus estudios obtuvo Crédito Fiscal Universitario para lo cual debió firmar diversos pagarés a la orden de esa casa de estudios.
Refiere, que a propósito de este crédito, fue ingresado por la Empresa de Cobranzas contra la cual recurre, a la base de datos de "Dicom", en el llamado "Registro de Morosidades y Protestos Impagos DICOM",figurando con una deuda de 3.01 Unidades Tributarias Mensuales, hecho que le ha generado evidentes problemas al momento de realizar compras, transacciones comerciales o solicitar algún crédito.
Por este motivo, señala que con fecha 22 de mayo pasado, concurrió a las oficinas de la empresa recurrida a fin de regularizar la deuda que mantenía con la Universidad de Tarapacá, pagando en ese mismo momento la cantidad de $ 332.000, equivalente a 4,75 Unidades Tributarias Mensuales por concepto de capital, más 6,41 Unidades Tributarias Mensuales imputables a "intereses penales", y otra cantidad más por "gastos de cobranza". En total dice que en esa oportunidad pagó 11,16 Unidades Tributarias Mensuales, lo que excede con creces el monto adeudado de 3,01 Unidades Tributarias Mensuales que se registra en Dicom.
En relación con el saldo adeudado, dice que suscribió un convenio de pago, por la suma de $ 50.000 mensuales.
Por consiguiente, sostiene que de acuerdo con lo expuesto, la acción ilegal y arbitraria que reprocha a la recurrida, consiste en su negativa a certificar e informar a Dicom que la deuda que actualmente se registra en su base de datos, se encuentra pagada.
Esta conducta arbitraria e ilegal, afirma lesiona su derecho de propiedad ya que le impide en el hecho contraer obligaciones, obtener créditos y acceder al sistema financiero. Dice que además, ha visto afectado su honor.
Concluye solicitando se ordene a la recurrida certificar el pago de la deuda e informar a Dicom que esta se encuentra solucionada, y que además realice los trámites de rigor a fin de que se borre su nombre del Registro de Morosidades y Protestos Impagos de la Base de Datos de Dicom, todo con costas.
a fs. 17, rola informe de Pablo Paredes Bravo, al tenor de la acción deducida a fojas 4, solicitando desde ya su más absoluto rechazo, con expresa condenación en costas.
En primer término, reconoce que el recurrente se acercó hasta las oficinas de la Empresa de Servicio Alfaro standen S.A. con la finalidad de iniciar el pago de la deuda que mantiene con la Universidad de Tarapacá, la que le había encargado su cobranza por la cantidad equivalente a 30,1 Unidades Tributarias Mensuales.
Admite también que el recurrente efectúo abonos a esa deuda, pagando en es oportunidad, 2,54 Unidades Tributarias Mensuales para pagar parte de la cuota del año 1993, y 6,41 Unidades Tributarias Mensuales por concepto de intereses penales.
Por otra parte, reconoce también que el actor el mismo día procedió a firmar el convenio Nº 544, por el que se compromete a pagar el saldo adeudado ascendente a 25,347 Unidades Tributarias Mensuales. Finalmente, haciéndose cargo de la afirmación del recurrente en el sentido que se ha vulnerado la garantía constitucional relativa a su derecho de propiedad, niega haber incurrido en una conducta que lo haga susceptible de ese reproche, ya que solo se ha limitado a cumplir con el mandato que le confirió la Universidad de Tarapacá, quién le encomendó la cobranza de la deuda que mantiene con ella don Francisco Alejandro Bravo López. Añade que no se la puede obligar a certificar el pago de la deuda contraída por el actor con esa Casa de Estudios, toda vez que aún no se ha solucionado en su totalidad.
A fs. 28, se acompañó informe de Dicom acerca del monto de la deuda que en su base de datos registra el recurrente don Francisco Bravo López.
Se trajeron los autos en relación.
1º.- Que, según queda de manifiesto de la exposición que antecede, Francisco Alejandro Bravo López ha demostrado su propósito de pagar la deuda que mantiene con la Universidad de Tarapacá, hecho que ha sido expresamente reconocido por la empresa recurrida a quien esa casa de estudios superior le encomendó la cobranza del crédito que en su momento contrajo el recurrente,
2º.- Que, en efecto, en su informe de fs. 17, don Pablo Paredes Bravo, al dar respuesta en representación de la empresa recurrida al tenor de la acción deducida a fojas 4, admite que el recurrente se apersonó a las oficinas de su representada, pagando parte de la deuda que éste mantiene con la Universidad de Tarapacá y firmando el convenio Nº 544 para solucionar el valor adeudado, ascendente a la cantidad de 25,347 Unidades Tributarias Mensuales.
3º.- Que, en las condiciones anotadas resulta evidente que la empresa "Alfaro Santander" ha incurrido en una conducta arbitraria al negarse a informar a Dicom S.A. que el actor no se encuentra en la situación de morosidad que registra actualmente en la Base de Datos de esta última sociedad, como expresamente lo ha reconocido la empresa recurrida en el informe recién citado.
4º.- Que la conducta de la empresa "Alfaro Standen S.A.., no puede justificarse bajo el pretexto que invoca en su informe de fojas 17, en el sentido que no puede certificar el pago de lo adeudado", ya que no ha sido éste el único propósito perseguido por el recurrente, sino que además, se informe a Dicom S.A. que no se encuentra en situación de morosidad con la Universidad de Tarapacá desde el momento que suscribió un convenio con esta casa de estudios para pagar la deuda que mantiene con ella.
5º.- Que el actuar arbitrario de la empresa recurrida, vulnera el legítimo ejercicio del derecho de propiedad que el actor le garantiza el numeral 24 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, ya que al seguir incluido como deudor moroso en la base de datos de Dicom S.A., se le priva de la posibilidad de realizar compras con tarjetas de crédito, solicitar préstamos y de acceder, en general, al sistema financiero.
Del mismo modo, como consecuencia de esa conducta arbitraria, se lesiona también la honra del recurrente al exponer públicamente que se trata de una persona que no cumple con sus obligaciones.
Por estos fundamentos, y lo dispuesto en el artículo 20 de la Constitución Política de la República y Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema sobre Tramitación del Recurso de Protección, se acoge el deducido a fojas 4, sólo en cuanto la empresa de Servicios Alfaro Staden S.A. deberá informar a Dicom S.A. que don Francisco Alejandro Bravo López, suscribió un convenio de pago a fin de solucionar la deuda que mantiene con la Universidad de Tarapacá, y que por lo tanto, no se encuentra en situación de morosidad por ese motivo.
Regístrese y archívese.
Nº 2.482-2000.
Redacción del Ministro señor Juan Araya Elizalde.
Dictada por el Ministro señorita María Antonieta Morales Villagrán y señor Juan Araya Elizalde y Abogado Integrante señor Eduardo Jara Miranda.

AdjuntoTamaño
aj013.zip4.98 KB